Consideran técnico de Claro involucrado en el caso complot elecciones ha querido confundir opinión pública



 El técnico de claro se ha presentado como víctima de un caso con unas declaraciones que no encajan con los hechos


Todo indica que el técnico Manuel Regalado quiso hacer un drama con relación a su detención por el asunto de su vínculo con el supuesto sabotaje a las elecciones del pasado 16 de febrero.

Regalado ha querido hacer creer que en la policía lo habían golpeado en un brazo cuando en realidad se trataba de una vieja lesión, según dijo el médico que lo atendió en un centro médico de salud privada.

Regalado sostuvo una breve entrevista con Alicia Ortega en la que dio unas declaraciones muy vagas de los supuestos maltratos recibidos  en las que pretende hacer creer que fue torturado para sacarle declaraciones. Sin embargo, el vídeo que muestra la policía de los interrogatorios que les fueron hechos muestra un clima muy diferente a lo dicho por él.

Evadiendo preguntas pretendió confundir a la gente, cuando en verdad debió hablar claro pues nada le impedía decir lo que le había ocurrido. Prefirió crear expectativas para mantener la incertidumbre.

Manuel Regalado salió del destacamento de la policía por su propio pie y luego fue y se internó en un centro médico para hacer creer que lo habían golpeado durante los interrogatorios. Sin embargo, lo que se ha planteado es que ello no resiste ningún análisis, pues se sabe que personas detenidas en sus condiciones nunca son maltratadas pues se sabe que está bajo la observación de todos los medios de comunicación y que por ello lo más lógico es que se cuiden las formas.

De acuerdo con un desglose de los hechos el técnico se habría inventado toda  esa historia como parte de un plan orquestado para que la opinión pública crea que se pretendía sacarle información con tortura ya que no había ninguna necesidad de apelar a métodos violentos tomando en cuenta que la uniformad tiene en su poder pruebas de que este sabía o tenía sospechas, con fundamento, de que se estaban cometiendo algunas acciones para sabotear las elecciones del 16 de febrero.

Pero también, transcurridos los hechos, se ha concluido que el nerviosismo de su esposa, ya estando este en libertad, es tan exagerado que no se aviene con la realidad y se le nota el melodrama y el propósito de exagerar lo sucedido para impactar la opinión pública. Se ha querido enviar el mensaje de que en el país existe un clima de miedo e incertidumbre.

No hay comentarios