Header Ads

En Masachusets, se prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos




Masachusets prohibió el martes la venta de todo tipo de cigarrillo electrónico, convirtiéndose en el primer estado de Estados Unidos en imponer una restricción total sobre estos dispositivos.


La medida, que ha sido impuesta por un tiempo determinado, va más allá que las implementadas por otros estados, que solo han prohibido los productos que se comercializan con sabor agregado.

La prohibición estará vigente hasta el 25 de enero de 2020, dijo el gobernador Charlie Baker, quien declaró una emergencia de salud pública en ese estado del noreste de Estados Unidos.

Según datos preliminares, la ciudad de San Francisco, en California, había ya adoptado en julio una prohibición similar, pero Masachusets es el primer estado en imponer una medida como esta en todo su territorio.

Comentó Baker que "El propósito de esta (declaración) de emergencia en la salud pública es poner temporalmente en pausa todas las ventas de productos de vapeo para que podamos trabajar con nuestros expertos médicos para identificar qué es lo que está enfermando a la gente y cómo regular mejor estos productos para proteger la salud de nuestros residentes".

El uso de cigarrillos electrónicos, es un hábito que se conoce en inglés como "vaping", que suele traducirse como "vapeo", se ha vinculado a siete muertes registradas en las últimas semanas en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que también vincula esos dispositivos a cientos de casos de enfermedad pulmonar.

La Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) realizó pruebas sobre más de 150 muestras de productos sospechosos, pero aún no ha identificado la sustancia responsable de la enfermedad pulmonar que se ha detectado en los pacientes.

Unos 3,6 millones de estudiantes de secundaria utilizaron productos de vapeo en Estados Unidos en 2018, un aumento de 1,5 millones respecto al año anterior.

Inicialmente, la venta de cigarrillos electrónicos estaba permitida solo a mayores de 18 años, pero a fines de 2018 la edad límite se elevó a 21 en todo Estados Unidos.

No hay comentarios