Header Ads

Tormenta Barry tocará tierra hoy a Estados Unidos




Washington. - La ciudad de Nueva Orleans, en el estado de Luisiana, se están preparando para la inminente llegada de la tormenta tropical Barry, que se espera  que toque tierra con fuerza de huracán en la mañana de este sábado, con la amenaza de provocar graves inundaciones en toda la región.

La llegada de la tormenta, con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora y que avanza en dirección a la costa a una velocidad de siete kilómetros por hora, según los datos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), ha llevado a la población a prepararse para el impacto e incluso a sopesar la posibilidad de abandonar la zona.
El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, manifestó a la población que las autoridades se están tomando la situación "muy en serio" y apuntó que, en estos momentos, más de 300 autobuses están a disposición de los ciudadanos por si es necesaria su evacuación.

El aeropuerto internacional de Nueva Orleans, ciudad devastada en 2005 por el huracán Katrina, amaneció hoy con grandes colas generadas por la cancelación de algunos vuelos y por la ansiedad de numerosos pasajeros ante la inminente llegada de la tormenta tropical.


Washington. - The city of New Orleans, in the state of Louisiana, are preparing for the imminent arrival of Tropical Storm Barry, which is expected to land with hurricane force on Saturday morning, threatening to cause severe flooding throughout the region.


The arrival of the storm, with sustained winds of 100 kilometers per hour and moving towards the coast at a speed of seven kilometers per hour, according to data from the National Hurricane Center (NHC, in English), has led to the population to prepare for the impact and even to weigh the possibility of leaving the area.

The governor of Louisiana, John Bel Edwards, told the population that the authorities are taking the situation "very seriously" and noted that, at the moment, more than 300 buses are available to citizens in case their evacuation is necessary. .



The international airport of New Orleans, a city devastated in 2005 by Hurricane Katrina, awoke today with large queues generated by the cancellation of some flights and the anxiety of many passengers before the imminent arrival of the tropical storm.




No hay comentarios