Header Ads

Venezuela sigue a oscuras


CARACAS.- El ministro de Comunicación, Turismo y Cultura, del gobierno en disputa de Nicolás Maduro, informó este miércoles en la noche que se suspenderán, de nuevo, las actividades laborales y educativas el jueves.

También dijo que Venezuela ha sufrido el "más grave ataque terrorista de la historia", a través de sus Twitter.

El miércoles por la noche, la gente gritaba de ira en la calle y algunos tocaban cacerolas en las ventanas de sus apartamentos luego que se produjera un nuevo corte de energía. Muchos gritaban groserías y maldiciones dirigidas a Maduro.

Poco después, en una declaración telefónica difundida por la televisión estatal, Maduro denunció un supuesto ataque con fúsil contra una subestación localizada en las cercanías de la central hidroeléctrica de Guri, que habría un incendio y provocado el segundo apagón del lunes.

Agregó que la "prioridad" de su gobierno es recuperar las instalaciones dañadas y reanudar el servicio en todo el país, por lo que decidió prolongar por tercer día consecutivo la suspensión de las actividades laborales y educativas, medida que punta a reducir la demanda de energía.

"Gracias a los trabajadores de Corpoelec estaremos garantizando el servicio", dijo Maduro, refiriéndose a la compañía eléctrica estatal. "Pero tendremos que aplicar un plan de administración de carga en los próximos días".

Llaman partidarios que salgan a las calles

Maduro no dio detalles del plan. Dijo que las actividades escolares y laborales se suspenderían el jueves y pidió a los partidarios que salgan a las calles el sábado, el mismo día en que Guaidó convocó una protesta.

A lo largo de la capital venezolana se podían ver en la mañana del miércoles numerosas estaciones de gasolina fuera de servicio.

PDVSA también anunció que activó un plan especial de suministro para "garantizar" el funcionamiento de los generadores eléctricos en el sistema de salud del país.

Situación deseserante para muchos venezolanos

Después del gran apagón del 7 de marzo la situación se ha vuelto cada vez más desesperante para muchos venezolanos. Incluso se han registrado saqueos de negocios en la ciudad de Maracaibo.

Los apagones disminuyeron casi una semana después, pero muchas áreas solo han tenido energía de manera intermitente incluso después de que el gobierno dijo que el problema estaba resuelto.

No hay comentarios