Header Ads

Nicolás Maduro, es evacuado en pleno discurso publico por supuesto atentado por un dron.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, abandonó este sábado de emergencia un acto televisado con militares en el centro de Caracas por la conmemoración de los 81 años de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

En el acto, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, Maduro defendía las últimas medidas económicas tomadas por su Gobierno cuando un sonido interrumpió su discurso. La misma transmisión mostró a los militares formados romper filas y como evacuaron al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino. Según relataron testigos a la Agencia Efe, el presidente venezolano fue atacado aparentemente por un dron.

Jorge Jesús Rodríguez, ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, aseguró que hay siete personas heridas, todos efectivos militares, y que Maduro está bien tras la explosión y le hablará al país.  Rodríguez dijo que la carga explosiva la portaban varios drones. “Se trata de un atentado contra la figura de Nicolás Maduro”, dijo.
El momento de la explosión mientras hablaba Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
La economía venezolana que defendía Maduro

¿Desatará un estallido social? ¿Obligará al gobierno a liberar la economía? La inflación en Venezuela llegaría a 1.000.000% este año, según una proyección del FMI que plantea escenarios volátiles con una única certeza: el dramático deterioro de las condiciones de vida.
Hoy el ingreso básico de un venezolano -1,5 dólares a la tasa del mercado negro- apenas alcanza para un kilo de pollo. Mientras, las finanzas públicas languidecen por el derrumbe de la producción petrolera, que aporta 96% de los ingresos. El sombrío panorama que avizora el FMI -con una caída del PIB de 18%- no le extraña sin embargo a quienes padecen la crisis en carne propia.
“Ya nada me sorprende. Día a día, las cosas aumentan. No es gradual, es exponencial”, comentó a la AFP Marcos Salazar mientras comía, en un puesto callejero, una hamburguesa que le costó un salario mínimo. Profesor de 31 años, sobrevive con tres trabajos y remesas de familiares.
Se estima que 1,6 millones de venezolanos emigraron desde 2016 a raíz de la debacle, que según las principales universidades del país elevó la pobreza a 87% en 2017. El FMI cree que ese éxodo se intensificará, además, por la escasez de comida y medicinas y el deterioro de los servicios públicos, con un fuerte impacto en la región.
 “Reformas profundas”, única vía –
Según la OPEP, la producción de la estatal petrolera, casi única fuente de divisas, cayó de 3,2 millones de barriles diarios (mbd) en 2008 a 1,5 millones en junio pasado, impidiendo aprovechar la recuperación de los precios. El desplome continuará hasta 1,3 mbd a fines de año, según la consultora Ecoanalítica, acentuando un déficit que expertos cifran en 20% del PIB.
“De la hiperinflación solo se sale con reformas económicas profundas. Así han terminado todos los casos”, dijo a la AFP Henkel García, director de la consultora Econométrica, señalando que estos fenómenos no se mantienen de forma permanente, como demostró el caso de Zimbabue.
EL FMI prevé, no obstante, que el gobierno socialista de Nicolás Maduro seguirá cubriendo el déficit con financiamiento monetario, propulsor de la inflación. La base monetaria se multiplicó por 250 en los últimos dos años, según el Banco Central.
García apunta que además de frenar esa expansión urge rescatar la industria -que funciona al 30% de su capacidad– y desmontar el control de precios y del tipo de cambio, que confiere al Estado el monopolio de las divisas. También es vital encontrar financiamiento, con el obstáculo de las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y PDVSA, en default parcial por impago de títulos de deuda.
Econométrica estima necesario inyectar entre 20.000 y 30.000 millones de dólares anuales por dos o tres años. Sin embargo, “no se vislumbra interés alguno del Ejecutivo para modificar la política económica”, salvo algunas flexibilizaciones cambiarias, considera Ecoanalítica en su más reciente informe de perspectivas.
En un reconocimiento tácito del descontrol inflacionario, Maduro anunció este miércoles que eliminará cinco ceros a la moneda local, dos más de los que tenía previsto, a partir del 20 de agosto. El alto costo de vida ya devoró la familia de billetes que salió a fines de 2016.

No hay comentarios